1/1

Arima: fotografía con Alma, por Xabier Santakiteria